Denuncia negligencia médica y exigen justicia Denuncia negligencia médica y exigen justicia
Mérida, Yucatán, 09 de septiembre de 2017.- Santiago Sosa Cerón y Mónica Ávila Rodríguez, padres de un menor fallecido en una clínica privada al... Denuncia negligencia médica y exigen justicia

Mérida, Yucatán, 09 de septiembre de 2017.- Santiago Sosa Cerón y Mónica Ávila Rodríguez, padres de un menor fallecido en una clínica privada al norte de Mérida, por la zona de Altabrisa, denunciaron negligencia médica y exigieron justicia por la muerte de su pequeño hijo.

Como han señalado en otras ocasiones, el pequeño Fabrizio ingresó al hospital el pasado jueves 17 de agosto, a las 9:30 horas, para que se le practicara una criptorquidia,  una operación ambulatoria que duró hora y media y que no requeriría mayor hospitalizació, pero las complicaciones vinieron por una presunta negligencia médica.

Pasó la noche sin atención médica correta

“En un principio nos comentaron los doctores que todo iba bien, hasta alrededor de las 18 horas cuando nuestro hijo lloraba mucho y sólo quería estar en brazos. El cirujano nos dijo que era normal pero a las 23:30 horas, Fabrizio tenía 38 grados de temperatura, los labios morados y vómitos. El pediatra dio órdenes sin estar presente a la enfermera y solo trato únicamente la fiebre con un supositorio y un jarabe, sin prestar atención al resto de los síntomas”, narraron los padres.

Los padres explicaron que durante la noche no hubo atención médica correcta lo que provocó que el pequeño mostrara el abdomen distendido y el vientre morado.

Fueron varias horas de dolor al ver cómo su hijo se iba agravando, sin obtener una respuesta precisa a lo que estaba sucediendo.

“Al ver que su estado empeoró, le realizaron un ultrasonido el cual reveló que sus intestinos estaban inflamados y tenía líquido en el vientre. El líquido en su abdomen era de un color café oscuro y era tanto que al drenarlo, se llenaron varios recipientes del mismo. Una vez más el doctor cirujano se excusó diciendo que se debía a la deshidratación”.

Los padres del pequeño aseguran que fueron varias horas que Fabrizio pasó sin atención médica adecuada y fue hasta muchas horas después que se presentaron especialistas, quienes al ver la gravedad intentaron excusarse argumentando que se trataba de una bacteria adquirida en casa.

El sábado 19 de agosto el cirujano pediatra y el pediatra neonatólogo, les señalaron que lo llevarían a terapia intensiva porque en la habitación no habían las condiciones necesarias, para atenderlo.

El pequeño Fabrizio falleció a las doce horas con cinco minutos del sábado 19 de agosto del 2017.

Los padres ofrecieron este sábado una rueda de prensa, donde pidieron justicia, pues hasta el momento, la clínica no ha querido entregarles el expediente médico.

Este domingo realizarán un minuto de silencio en memoria a Frabizio, por lo que invitaron a la sociedad en general a acompañarlos vestidos de blanco y con un globo del mismo color, a las diez de la mañana en el Monumento a la Patria.

Kattia Espinosa

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *