Policías vecinales son un escudo contra delincuentes y más ojos para los nuevos agentes Policías vecinales son un escudo contra delincuentes y más ojos para los nuevos agentes
Los ladrones de casa habitación capitalizan las "islas" que se convierten las personas en sus viviendas para cometer sus robos. Además los policìas vecinales... Policías vecinales son un escudo contra delincuentes y más ojos para los nuevos agentes

MÉRIDA, YUCATÁN, A 15 DE DICIEMBRE DE 2016.– El yucateco, por lo general, es una persona confiada, que le gusta hacer amistades, pero también el ritmo de vida, la crisis económica y las mentalidades de gente de otros estados, que acostumbran a vivir como islas propicia “fantasmas”, que capitalizan los ladrones.

El problema es que pueden ver que pega una camioneta desvalijan una casa y ni siquiera hacen un llamado a la policía, apuntan las placas y mucho peor como ni siquiera tienen el teléfono del vecino no le pueden hablar para preguntar sí se están mudando.

Carlos Soberanis Beltrán, quien vive en el fraccionamiento Montebello, indicó que él nunca ha conversado con su vecino de a lado, los que lo saludan son sus empleados.

Indicó que como está malencarado ni ganas le dan de darle el buen día, porque es probable que ni conteste.

Pero a algunos de éstos que han sido víctimas de los ladrones cada vez se dan cuenta de la importancia que deben aliarse a los vecinos en los policías vecinales para ser un “escudo” contra los delincuentes.

El nuevo programa de seguridad de Rolando Zapata en seguridad conocido como “Escudo Yucatán” busca que la gente, los vecinos se involucren, que delaten, que no sean apáticos y todo se lo dejen a la policía.

En colonias, fraccionamientos y barrios donde los ladrones y asaltantes hacen de las suyas comienzan a formar sus grupos de defensas.

En Kanasín, en el fraccionamiento Brisas prácticamente ni la unión de éstos es garantía que los sospechosos o frustrados ladrones terminen en la cárcel, debido al nuevo sistema de justicia, que respeta los derechos humanos de los sospechosos.

Hace un mes, en una semana tuvieron cinco robos, pero lo peor es que los vecinos lograron la detención de dos sospechosos, que la Policía Municipal de Kanasín, dejó en libertad porque no tenían los artículos robados.

Los vecinos aseguran que lo robado en las casas se encontraban en una bodega, ubicada en el mismo fraccionamiento, y aún no se los devolvían a los dueños.

La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) lleva más de 600 comités vecinales, quienes al día dan una veintena de reportes que ha propiciado detenciones.

Los vecinos que suelen hacer guardia o contratar a una seguridad privada utilizan estrategias como silbateo, códigos de señales especiales y grupos en plataformas de mensajería instantánea como Whatsapp.

De estas policías vecinales un centenar están en los municipios.

En Mérida están distribuidos en todas las zonas, aunque el menor número se encuentra en el norte, ya que muchos predios cuentan con seguridad privada. Destacan las agrupaciones de los fraccionamientos Francisco de Montejo, Las Américas y Ciudad Caucel.

“Lo primero es saber quiénes son sus vecinos, que se relacionen, no quiere decir que sean los grandes amigos, pero sepan cómo se conducen en su día, para que en el momento que se requiera, se alerten, se apoyen y llamen a las autoridades”, apuntó.

Reglas

En estas reuniones se les brinda datos de las reglas de seguridad para sus casas, vehículos, negocios e integridad personal. También se les comparte ejemplos de la manera de operar de los delincuentes, quienes se filtran hasta en las juntas, grupos de Facebook y vigilan a los vecinos para saber cuáles son sus hábitos y detectar quiénes son los más susceptibles al robo.

Se requiere de identificación de los vecinos, incluso no falta algún delincuente que se hace pasar como familiar para tratar de saber la forma de operar.

Con Acento

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *