Entregan reconocimiento a la partera Trinidad Canul por 40 años de experiencia Entregan reconocimiento a la partera Trinidad Canul por 40 años de experiencia
Indicó que nadie le enseñó el oficio, que más bien fue producto de un sueño donde Dios le dictó la forma de cómo atender... Entregan reconocimiento a la partera Trinidad Canul por 40 años de experiencia

KANTINULKÍN, A 11 DE OCTUBRE.– El ayuntamiento de Lázaro Cárdenas entregó la Medalla al Mérito Ciudadano “Terencio Tah Quetzal” a Trinidad Canul Baas, partera empírica con más de 40 años de experiencia que se calcula ayudó a más de  mil 500 mujeres mayas de la zona.

El reconocimiento se entregó en el marco del 157 aniversario de la fundación de Kantunilkin.

De acuerdo a Excélsior, en Sesión Pública y Solemne, se destacó la trayectoria de Canul Baas, con 40 años de fungir como partera y que, a lo largo de su vida, se calcula atendió a más de mil 500 mujeres, cuyos hijos e hijas están integrados a la vida productiva del municipio.

En la lectura de su trayectoria, se indica que, de sus 84 años de vida, doña Trinidad dedicó cuatro décadas a atender a mujeres durante las distintas etapas del embarazo hasta lograr partos sin complicaciones.

Trinidad Canul Baas vive sobre la calle Reforma, a unos metros de la clínica del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), de la cabecera municipal de Lázaro Cárdenas.

En entrevista previa a la ceremonia, indicó que nadie le enseñó el oficio, que más bien fue producto de un sueño donde Dios le dictó la forma de cómo atender a las mujeres para dar a luz a sus bebés.

En un principio me daba vergüenza, me enfermaba en ocasiones y tuve que acudir a consultar con personas que ya tenían más conocimiento como parteras y me dijeron que tenía que superar todo”, afirma la madre de 10 hijos, dos de ellos ya fallecidos.

En la sesión se destacó que en Kantunilkín, la tradición es que cada mes las parteras soben a las mujeres embarazadas, que durante estos encuentros –que se realizan en casa de una u otra– la mujer y la partera dialogan en torno al parto y la vida reproductiva en general.

Se trata de momentos totalmente femeninos en los cuales se transmiten saberes tradicionales y se reelaboran nuevos conocimientos proporcionados por la biomedicina”, explicó Canul Baas.

Agregó que a partir del tercer mes de embarazo las mujeres acuden una vez al mes a la partera para asegurarse que su bebé se encuentre en la posición correcta, es decir, con orientación cefálica.

Someterse a la sobada regularmente ayuda a prevenir una mala posición del bebé disminuyendo el riesgo de una cesárea”, explicó.

Con Acento

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *