Continúa la polémica por abogado con plaza en la UADY y la CODHEY Continúa la polémica por abogado con plaza en la UADY y la CODHEY
Réplica a la CODHEY y la UADY: el Lic. Geofredo Angulo López, sí incumple la normatividad Continúa la polémica por abogado con plaza en la UADY y la CODHEY

Por: Fernando Novelo

La Comisión de Derechos Humanos para el Estado de Yucatán (CODHEY) emitió un lacónico, defensivo y hasta despectivo comunicado, reconociendo que su trabajador Lic. Geofredo Angulo López, SÍ POSEE DOS EMPLEOS EN DOS INSTITUCIONES DIFERENTES, pero que se le permite por supuestamente no infringir la normatividad interna de la CODHEY. La Interpretación que hace la CODHEY es carente de ética, amoral, acomodaticia, convenenciera y definitivamente de “amigos”. Una defensa simplista pero a ultranza para una conducta que adolece de vocación al servicio público; que lesiona a todas luces a la propia Comisión de Derecho Humanos, a la UADY y a la sociedad en general por el descaro con el que operan estos funcionarios.

El que calla otorga reza el dicho popular, y el nuevo Director de la Facultad de Derecho lo encarna, materializa y nutre con su silencio. Sin embargo, como se demuestra no solo SÍ INFRINGE LA NORMATIVIDAD DE LA CODHEY, sino que TAMBIÉN ES VIOLATORIO DE LA NORMATIVIDAD DE LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE YUCATÁN.

El Reglamento del Personal Académico de la UADY, señala que: “La carga docente del profesor de carrera o investigador la determinará el Director de la dependencia a que esté adscrito, dentro de los límites señalados en los artículos 117 y 118 de este reglamento, asignándoles un cincuenta por ciento más del tiempo de su carga docente para la preparación, evaluación y tutorías de las clases a impartir…”

El Lic. Geofredo Angulo tiene en este período escolar 4 materias entre licenciatura y/o Maestría, lo cual hace un promedio de más de 20 horas de clase a la semana, que multiplicado por el doble que señala el reglamento se suman las 40 horas que le debe dedicar a la UADY, por lo tanto no tiene tiempo libre para realizar ninguna actividad adicional como se indica que cubre para la CODHEY.

Entonces, o en la CODHEY se le ha descargado para que no tenga objetivos, metas producción o atención laboral alguna; o en la UADY el Director Lic. Carlos Macedonio Hernández administra “tapándose un ojo” para que el Lic. Geofredo Angulo López pueda cumplir con sus funciones en la CODHEY. Como se demostrará, está utilizando el mismo trabajo que realiza para cobrar en dos lugares diferentes, es decir, cobra dos veces por lo mismo. Escandaliza más esta bellaquería ya que proviene de una institución que debe defender la legalidad antes que los legalismos y la otra, la escuela de derecho de la UADY enseñar y predicar con el ejemplo.

El Artículo 48 de la CODHEY señala “Para los efectos del artículo 38 de la Ley, los demás servidores públicos de la Comisión, no podrán desempeñar otras actividades, cuando ello vaya en menoscabo de la legalidad, autonomía, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia que deben ser observadas en el desempeño de su encargo, así como cuando le impida cumplir con la debida diligencia el servicio que le sea encomendado o cause la suspensión o deficiencia de dicho servicio.”

Sin embargo, si se lee el Reglamento del Personal Académico de la UADY, en sus artículos 117 y 118, se observará que sus funciones en la UADY, le imposibilitan el tiempo que amerita la importante atención de los Derechos Humanos en el Estado de Yucatán, por cierto, ya en entredicho su atención, como a diario nos informamos a través de los medios masivos de comunicación.

Es de llamar la atención esta vil tolerancia que se le proporciona a este académico y/o funcionario, ya que mientras a sus demás compañeros se les obliga a checar tarjeta, y se le descuenta por cada minuto que lleguen tarde, a este funcionario se le premia mediante tolerancia absoluta y discrecional para “dobletear” en la CODHEY; realizando un mismo trabajo para cobrarlo dos veces. Ya ni mencionar que su contrato en la UADY le permite cobrar también una beca adicional del Sistema Nacional de Investigadores de aproximadamente ocho mil pesos mensuales adicionales a su salario.

El Director de la Facultad de Derecho de la UADY, lejos de defender la reglamentación universitaria, promueve su falta, o quizás peor aún, ni la conozca.

Asimismo es incriminador y revelador el silencio del este Director de la Facultad de Derecho; mutismo que es insultante para la profesión misma del Derecho, y que abre un paréntesis para reflexionar sobre su idoneidad para dirigir tan insigne facultad de la máxima casa de estudios del Estado de Yucatán. Ya se discute en corrillos universitarios cuanto tiempo le queda a su reloj de arena al cada vez más insustancial, pequeño, aislado, insulso y arrinconado nuevo Director de la Facultad de Derecho de la UADY “Carlitos” Macedonio.——————

Con Acento

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *